Técnicas de iluminación en fotografía: El retrato en localización

Por Marcelo Isarrualde

Muchas veces debemos realizar retratos en una localización donde no disponemos de la comodidad de un estudio, ni del control de la luz de un modo completo. Me gustan estas situaciones porque exigen “ver más”, es decir, observar la iluminación disponible en el ambiente y aprovecharla para un mayor rendimiento.

Para esta sesión utilicé un Profoto Off-Camera Flash B2 como única luz. Su portabilidad es fantástica, y el B2 250 AirTTL Location Kit es muy liviano y pequeño. Contiene una batería de recambio, pero no fue necesario utilizarla en toda la sesión. Como ya he comentado en algún post anterior, puede disparar hasta 215 flashes a máxima potencia.

Las fotografías se realizaron en los alrededores del Parque del Fórum en Barcelona. Comencé debajo de los grandes voladizos del Edificio Forum (2000-2004), de Jacques Herzog y Pierre de Meuron. Las paredes de recubrimiento metálico reflejan a modo espejo las áreas de la explanada polivalente donde se ubica.

Como podemos ver en la imagen anterior, si hubiese trabajado solamente con la luz natural, se hubiese “quemado” el reflejo sobre la pared. Para evitarlo, coloqué en el flash una pequeña ventana octogonal de Profoto (OCF Softbox 2′ Octa). Ésta ventana produce una luz muy diáfana y envolvente si la colocamos cerca del sujeto. Pero en éste caso, la alejé un poco para mantener la suavidad de la luz ambiente y lograr un poco de contraste en el rostro del modelo. Si bien el reflejo de la ventana “quemó” la pared, solo lo hizo en un área próxima al rostro, aislando la figura del fondo.

Este voladizo está suspendido en el aire mediante 17 puntos de apoyo, creando así un espacio cubierto de uso público a nivel de calle, aunque algo oscuro. En esta zona el contraste de iluminación es bastante mayor que en la fachada del mismo edificio. Decidí realizar una serie de retratos algo más duros que en el caso anterior.

Mantuve la ventana octogonal como fuente de luz principal, pero la coloqué lateralmente para lograr algo de volumen en el rostro, enfatizar su fisonomía y medir la luz en ese área. Para 100 ISO el edificio del fondo debía dispararlo a 1/125 y f11. A partir de estos datos adapté la potencia del B2 en Modo Manual, de tal modo que diese sobre el rostro un f11, igual a la medición del fondo. En estas condiciones es cuando llamamos Ratio 0 a la relación de intensidades entre la luz ambiente y la del flash.

Lo que me gusta del Profoto B2 Off-Camera Flash es que si hubiésemos querido trabajar el TTL la fotografía hubiese quedado igual de bien y con la misma precisión de luz que en Modo Manual. El disparador de radio Profoto, el Air Remote TTL tiene, además de una gran eficacia de disparo y manejo muy sencillo, un rango operativo de hasta 300 metros.

La sesión se realizó durante una clase que impartí para los alumnos del Máster de Fotografía de Elisava, Escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería de Barcelona, de la Universidad Pompeu i Fabra. Fundada en 1961, es la primera escuela de diseño de España y una de las 100 mejores escuelas de diseño y arquitectura de Europa según la revista Domus.

Para obtener algunas imágenes variadas decidí cambiar el fondo. Una zona de esta planta oscura apenas reflejaba una pared en sombra. No modifiqué nada, pero al ser el fondo oscuro, la fotografía resultante parecía realizada en estudio. La portabilidad de los Profoto Off-Camera Flash B2 y la facilidad de trabajar con batería, volvió a ser de gran ayuda.

Antes de salir de esta zona, varié un poco el encuadre, manteniendo el set de iluminación. De este modo pude darle una unidad de luz a los retratos, logrando una variedad de fondos. Volviendo a la idea inicial, se trató de previsualizar la luz ambiente y aprovecharla para un rendimiento más eficaz de nuestra sesión.

Al seguir trabajando, pero ahora en exteriores, busqué un área de contraste bajo y así pude tener mayor control sobre la iluminación que quería disponer sobre el modelo. El procedimiento fue similar. Primero medí la luz ambiente y adapté la intensidad del flash a esta situación, en un ratio +1 en este caso.

La posición de la ventana Octa (OCF Softbox 2′ Octa) fue frontal al eje de su cara para lograr de este modo acentuar levemente los pómulos.

Al final de la tarde la dominante del sol comenzaba a ser muy amarilla. Decidí trabajar con luz natural, pero una vez más los Profoto Off-Camera Flash B2 volvieron a ser muy útiles para disminuir el contraste de iluminación producido por el sol. Medí la luz del sol y adapté la luz de la ventana octa para que incidiese sobre las sombras del rostro con 2 EV por debajo de la luz natural.

Lo que más me gusta de trabajar con flashes en localizaciones exteriores es que con un pequeño equipo como el kit de los B2 (B2 250 AirTTL Location Kit) puedo dramatizar la luz, equilibrarla con la del sol, usarla como luz secundaria o de relleno. En definitiva, ser uno mismo quien controla la luz que quiere para sus fotos y no depender de los imprevisibles cambios de la luz natural.

En un día tan nuboso, hubo un momento en el que el sol quedó tapado por las nubes y la luz se hizo más azulada. Decidí contrapicar el punto de vista. Cuando hacemos esto, al retrato se le imprime una sensación de poder y fuerza.

Esta sensación que produce la sola elección del punto de vista, se ve forzada si la acompañamos con una luz dura y directa desde una posición oblicua en el eje de la cara al sujeto. Cambié por lo tanto la ventana Octa 2′ por el Profoto B2 solo, sin accesorios de modelación alguno. A veces, ¡menos es más!

No nos resistimos a seguir haciendo fotos con los cambios de luz tan súbitos a los que nos vimos enfrentados aquella tarde y para acabar la clase, volvimos a colocar la ventana octa (OCF Softbox 2′ Octa), esta vez en un Ratio +2.

En esta situación la potencia del flash está dos EV (valores de exposición) por encima de la luz ambiente y se logra una imagen más teatral que en los ejemplos anterirores.

Al final de la jornada habíamos probado una gran variedad de fotos con la técnica del Off-Camera Flash, que no es otra que quitarse el miedo a desplazar el flash de la zapata de la cámara y experimentar con él y los múltiples accesorios que dispone Profoto para este sistema.

El fotógrafo

Marcelo Isarrualde

Nace en Montevideo en 1961. Tras graduarse de Arquitecto, se traslada a Nueva York para completar su formación académica en Columbia University, avalado por la prestigiosa beca de investigación “Fulbright Advanced Research Award”. Obtiene la beca “Seven Young Latinamerican Artist Exchange” del American Cultural Exchange Institute y numerosos premios de fotografía. Desde el año 2000 al 2007 trabaja como Director de Fotografía del Departamento de Fotografía del grupo editorial Edipresse/Hymsa, en Barcelona. Actualmente trabaja para grupos editoriales y agencias de publicidad en el ámbito del retrato y el reportaje.

Además de su trabajo profesional desarrolla una actividad docente en GrisArt-Escola Internacional de Fotografia, Idep-Escuela Superior de Imagen y Diseño y en Elisava-Escuela de Diseño e Ingeniería.

Desde comienzos de Septiembre de 2011 ha iniciado un blog sobre técnicas de iluminación que en éstos 6 años años ha tenido más de 110.000 descargas de sus contenidos.

Web: www.isarrualde.com

Obra de autor: www.isarrualde.net

Blog: www.off-camera- flash.com

Instagram: @MarceloIsarrualde

Air Remote TTL-C

Reservados todos los derechos. © Marcelo Isarrualde
Prohibida toda reproducción parcial o total sin el consentimiento escrito del autor.