focus-stacking-christian-colmenero

Esta semana os traemos un tutorial sobre una técnica de lo más interesante: el focus stacking.

El focus stack consiste en realizar varias fotos de un mismo motivo enfocando a diferentes planos. Más tarde las diferentes fotos se combinan en postproducción, dando como resultado una imagen final que está enfocada desde el primer plano hasta el último plano del fondo. Esta técnica es empleada particularmente en fotografía de producto, donde se convierte en una rutina más del fotógrafo. Aunque pueda parecer complicado, vais a ver que una vez entendido el proceso es algo muy sencillo. Si os planteáis trabajar de manera profesional en fotografía de producto, desde luego vais a tener que aprender a dominarla.

Por suerte, tenemos la oportunidad de conocerla de cerca de la mano de un fotógrafo de primera: Christian Colmenero. Christian trabaja con su productora, Zona IV Producciones, para algunas de las marcas más prestigiosas del país. Él mismo nos enseña más acerca de esta técnica:

christian-colmenero-formador

‘Cuando te dedicas a fotografía de producto, el formato medio es la evolución definitiva y lógica si quieres subir un gran escalón en cuanto a la calidad que ofreces a tus clientes: hasta 100MP, permitiendo ampliaciones realmente grandes o reencuadres sin apenas pérdida de calidad; 16bits de profundidad de color, lo que desemboca en que llegar al color real del producto es mucho más fácil y rápido, y sin pérdida de información en los matices tonales más suaves; lentes con mayor resolución y mejor optimizadas, con lo que ganamos tiempo en postproducción corrigiendo aberraciones, y con un rendimiento óptico soberbio.’

Christian Colmenero

La profundidad de campo en el formato medio

Realmente parece que todo son ventajas, hasta que nos enfrentamos a una situación de fotografía macro. Y es que en este campo tener un sensor de grandes dimensiones puede ser un gran inconveniente debido a que la profundidad de campo se ve drásticamente reducida. Podemos calcular, aproximadamente, que disponemos de la profundidad de campo equivalente a 2 diafragmas menos si lo comparamos con un sensor Full Frame de 35mm. Es decir, y por poner un ejemplo, disparar a f/16 con formato medio equivaldría aproximadamente a hacerlo a f/8 con una cámara Full Frame de 35mm. Y eso, en fotografía macro, se puede convertir en un gran problema, sobre todo si tenemos en cuenta que el fantasma de la difracción siempre está ahí esperándonos si se nos ocurre cerrar más de la cuenta el diafragma para obtener esa profundidad de campo extra que necesitamos.

La solución a este problema pasa, obviando el uso de cámaras técnicas que nos permitirán “manejar” hasta cierto punto a nuestro antojo la profundidad de campo, por hacer un apilamiento de imágenes variando el punto de foco a lo largo de todo el objeto a fotografiar. Luego, mediante el uso de Photoshop o un programa específico como Helicon Focus, podemos unirlas y así conseguir que nuestro objeto esté perfectamente enfocado de principio a fin.

focus-stacking-christian-colmenero

Para efectuar esa variación del punto de foco existen varias opciones. Podemos realizarlo de manera manual, girando poco a poco el anillo de enfoque del objetivo. Entonces correríamos el riesgo de mover ligeramente la cámara, y que las imágenes individuales no casen luego correctamente, ocasionando una sustancial pérdida de tiempo en postproducción. Otra forma sería el uso de raíles micrométricos, o software especializado mediante el cual se permita programar el disparo de la cámara y la variación progresiva del enfoque. Pero desde luego la solución de Phase One de integrar en la propia cámara una opción para realizar el Focus Stacking de una manera casi automática es una bendición para quienes efectuamos casi a diario decenas de apilamientos.

El proceso

Simplemente nos vamos al menú correspondiente, seleccionamos el punto más cercano y más lejano a enfocar, decidimos cuántas fotografías queremos hacer entre ellos y pulsamos un botón. Automáticamente la cámara realizará esas imágenes variando el punto de foco, sin que nosotros tengamos que hacer nada más.

Finalmente, a la hora de decidir cuántas capturas hacer, es importante tener en cuenta que la profundidad de campo de cada imagen independiente se ha de solapar con la de la anterior y siguiente toma, para así evitar “franjas” de desenfoque entre ellas cuando realicemos la unión final de las imágenes. Además, es necesario determinar el tiempo entre disparos. Así permitimos, en el caso de estar iluminando con flashes, que éstos puedan terminar de cargar completamente antes del siguiente disparo.

focus-stacking-christian-colmenero
focus-stacking-christian-colmenero

Gracias a la última actualización del software incluso le podemos dejar a la propia cámara que sea ella quien decida cuántas fotografías es necesario tomar, teniendo en cuenta el objetivo que hay puesto y la distancia de enfoque a la que estamos trabajando. Si bien es cierto que el cálculo lo hace realmente bien, y la cantidad de imágenes que decide tomar son siempre suficientes, a veces peca de ser algo conservadora. Por tanto yo, personalmente, prefiero en base a la experiencia ser quien tome esa decisión.

focus-stacking-christian-colmenero

La sesión

focus-stacking-christian-colmenero

Por supuesto, lo más recomendable es disparar conectado al ordenador para así evitar mover lo más mínimo la cámara al apretar el botón de disparo y provocar ligeras vibraciones al inicio. Además, Capture One nos facilita mucho la localización de las imágenes de cada serie de Stacking añadiendo un icono en la esquina inferior izquierda de las imágenes y numerándolas en la sección de “Metadatos”.

Un gran acierto cuando una misma fotografía final está compuesta por múltiples apilamientos y hemos de localizar cada una de las series. Una vez realizada la serie de disparos es muy importante que los ajustes que realicemos en las imágenes sean exactamente los mismos. Para ello lo mejor es que tomemos una de referencia, efectuemos los ajustes que creamos convenientes y los copiemos y peguemos en lote al resto de fotografías del Stacking.

focus-stacking-christian-colmenero
focus-stacking-christian-colmenero

Aplicaciones del focus stacking

Aunque pueda parecer que el Focus Stacking solo va orientado a maximizar la profundidad de campo y conseguir que una imagen esté enfocada de principio a fin, es una técnica que puede tener muchas aplicaciones, entre las que destacan:

1. La ya explicada solución para maximizar la profundidad de campo cuando no es posible cerrar más el diafragma, evitando la difracción.

2. Control total del bokeh de la imagen, pudiendo abrir todo lo que deseemos el diafragma para así conseguir un desenfoque efectista en el fondo, pero teniendo además el objeto completamente enfocado. De esta forma conseguimos ambos efectos en la misma imagen: un fondo muy desenfocado al haber abierto el diafragma, lo que ocasionaría de forma lógica que perdamos profundidad de campo, pero un objeto completamente enfocado al haber realizado un Focus Stacking sobre él.

focus-stacking-christian-colmenero

Control del bokeh gracias al focus stacking

3. Poder usar el diafragma de trabajo más óptimo para el objetivo que estemos usando. Normalmente el llamado “punto dulce” de los objetivos se sitúa en torno a 2-3 diafragmas por debajo del más cerrado que permita. Así, si un objetivo en cuestión puede cerrar su diafragma hasta f/22, su diafragma óptimo teórico se situaría en f/8. Trabajando a ese diafragma conseguiríamos el mejor rendimiento óptico, pero es incompatible con obtener la profundidad de campo que necesitamos en fotografía macro. Con el Focus Stacking podemos elegir libremente el diafragma de trabajo y compensar la falta de profundidad de campo a base de apilado de imágenes. Lógicamente, a diafragma más abierto, más imágenes deben componer el Stacking y estaríamos condicionando también el desenfoque del fondo.

focus-stacking-christian-colmenero

4. Aunque sea posible obtener una imagen completamente enfocada a base de simplemente cerrar el diafragma, con sensores de gran tamaño y mucha resolución se puede hacer apreciable la “caída” progresiva del foco desde el punto sobre el que hemos enfocado hacia los extremos de la profundidad de campo. Esa ligera caída de nitidez la podemos evitar con esta técnica y, seguramente, realizando muy pocas imágenes para la serie de apilado, 2 o 3.

Consideraciones

La única condición que deben cumplir las imágenes es que todo ha de estar absolutamente estático, la cámara sobre trípode y no debe haber zonas en movimiento en la escena que estemos fotografiando.

Si realizamos un Focus Stacking sobre una escena con zonas de posición variable, como un paisaje en el que se muevan ramas u hojas por el viento, o un bodegón con líquidos en movimiento, éstas zonas aparecerán en la fotografía final una vez realicemos el apilado en postproducción como una “mancha” movida. Si no nos queda más remedio que tener que efectuar este tipo de imágenes, siempre podemos elegir la toma, entre las de la serie de Stacking, que tenga foco en esa zona que tiene movimiento y, ya en Photoshop, reemplazar solo las áreas que correspondan al movimiento en el apilado final.

focus-stacking-christian-colmenero
focus-stacking-christian-colmenero

Como vemos, el Focus Stacking es un recurso que nos puede facilitar mucho nuestro trabajo si realizamos fotografía de producto o de cualquier objeto estático, obteniendo un aumento significativo de la calidad al maximizar la profundidad de campo y poder trabajar con el diafragma óptimo de nuestros objetivos.

Reservados todos los derechos. © Christian Colmenero
Prohibida toda reproducción parcial o total sin el consentimiento escrito del autor.

Agradecemos a Christian Colmenero por compartir sus conocimientos y por sus ganas de formar a las nuevas generaciones. Esperamos que esta entrada os haya sido útil. Si alguno de vosotros se dedica actualmente (o le gustaría dedicarse en un futuro) a la fotografía de producto, sentiros bienvenidos de contarnos más sobre vuestro trabajo.

El fotógrafo

christian-colmenero-formador

Christian Colmenero

El equipo

Profoto B2

ocf-softbox-1x3-accesorios-ocf

OCF Softbox 1×3

phase-one-xf-trichromatic

Phase One XF + IQ3 100MP Trichromatic

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario