CAPTURE ONE TIPS #1 – CONFIGURACIONES BÁSICAS

¡Hola! El objetivo de esta serie de posts es dar soporte a una serie de preguntas y dudas que nos encontramos habitualmente entre los usuarios de Capture One. Puedes bucear por nuestro blog para encontrar soluciones a problemas como: eliminar las preferencias del software, recuperar los datos de tu cuenta o cómo activar la licencia.

Antes de contactar con el Servicio Técnico, te recomendamos que revises esta serie de entradas porque quizás tu problema esté aquí descrito. Si aún así no encuentras lo que buscas, siempre serás bienvenido en el correo captureone@innovafoto.com

Para este primer artículo, revisamos algunas de las configuraciones básicas que todo usuario de Capture One debería establecer. Nos ahorrará problemas en el futuro. ¡Recuerda! Para que los cambios en la configuración se hagan efectivos, tendrás que reiniciar Capture One.

preferencias capture one mac

General

Aceleración de software

Si dudas sobre si tu tarjeta gráfica tiene la suficiente potencia para soportar Capture One, cambia ambos desplegables a ‘Nunca’. Esto hace que Capture One utilice solamente el procesador del ordenador para mostrar y procesar las imágenes. Si le indicas que utilice la tarjeta gráfica y ésta no es suficientemente potente, ralentizará Capture One. Para más información, puedes leer este artículo.

Copia de seguridad de catálogo

Importante: dile a Capture One que te recuerde hacer una copia de seguridad del catálogo antes de salir del programa. Sólo se tarda un momento, y te ahorrará muchos disgustos. Así, si algún archivo se corrompe dentro del catálogo, siempre podrás volver a la versión guardada en la última copia de seguridad para no perder información. Recuerda que si estás trabajando sobre un catálogo referenciado, Capture One sólo copia los archivos de configuraciones, metadatos, previsualizaciones… Copiar los RAWs con los que estás trabajando en otro disco duro corre únicamente de tu cuenta.

Pantalla

Tamaño de la previsualización

Esto puede tener un gran impacto en el tamaño de tus catálogos. Cuanto más grande sea la previsualización, más espacio ocupará. Para evitar un montón de archivos más pesados de lo que necesitas y evitar que tus catálogos se ralenticen, puedes cambiar esta configuración al tamaño que mejor se adapte a tu monitor.

Calcular esto es muy sencillo: maximiza la ventana de Capture One y haz una captura de pantalla del área donde se muestran las imágenes. Comprueba cuál es el tamaño de la captura en píxels (botón derecho del ratón, en Mac tendrás que seleccionar ‘Obtener información’ y en Windows, ‘Propiedades’).

Después, selecciona en el menú desplegable el tamaño que más se adapte a tu resolución. Ten en cuenta que es preferible seleccionar un tamaño un poco mayor que un tamaño más pequeño.

Por ejemplo, en nuestro caso tenemos una resolución en el área de la imagen de 1383 píxels de ancho. Por tanto, seleccionamos la opción ‘1440’.

Capturar

Si vas a trabajar conectado a Capture One, es muy recomendable que vayas al apartado ‘Capturar’ y en ‘Proveedores’, selecciones únicamente la marca de cámara que vas a conectar. Esto puede evitar confusiones durante la transmisión y desconexiones.

¿Algo más?

Por el momento, estas son las configuraciones básicas más importantes a tener en cuenta cuando empiezas a utilizar Capture One. Iremos añadiendo más conforme os vayan surgiendo otras dudas y preguntas frecuentes.

Mientras tanto, os recordamos que Capture One es totalmente personalizable. Por tanto, es muy recomendable que dediquéis un tiempo a perderos en sus menús de preferencias, ya que podéis encontrar opciones muy interesantes. No podemos recomendar lo mismo a todo el mundo, ya que depende del flujo de trabajo a cada uno. Pero seguro que si le dedicáis unos minutos al principio, vuestro flujo de trabajo os lo agradecerá en el futuro. ¡Podéis llegar a ahorraros muchas horas si trabajáis ordenadamente desde el principio!

Esperamos que estas configuraciones básicas os hayan resultado útiles.